¿Juegas con tu hijo/a? La importancia del juego.

4 de Junio de 2017

¿Juegas con tu hijo/a?. La importancia del juego.

En ocasiones, algunos padres tienen la idea de que el tiempo que los niños/as pasan jugando es un tiempo perdido y sin importancia. Sin embargo, es importante que los/as padres/madres sepan que el juego es probablemente el aspecto más importante de la vida de un/a niño/a.

A veces, damos por hecho que jugar no implica aprendizaje y que solo es una mera actividad lúdica. Sin embargo, por medio de él, el/la niño/a observa e investiga todo lo relacionado con su entorno de una manera libre y espontánea; siendo una oportunidad para crecer y desarrollarse en casi todas las áreas.

Jugar con los/as hijos/as es la mejor manera para conocerlos y ser partícipe de su proceso de crecimiento. Invertir un poco de tiempo diario para jugar y pasar tiempo con ellos/as hará que sus actividades recreativas sean más significativas, además, les hace sentir importantes y confiar más en sus capacidades.

¿Por qué es importante y qué les aporta?

Mediante el juego nuestros hijos/as estimulan áreas tan importantes como…

Motricidad. Al jugar los/as niños/as favorecen la motricidad gruesa y fina.

Físico. Promueve el crecimiento, el desarrollo y el control de todas las partes de su cuerpo. Adquieren medidas de higiene, así como una mayor autonomía.

Cognitivo. Los/as niños/as a la hora de jugar observan, exploran, manipulan objetos, imaginan, aprenden a resolver los problemas de una manera eficaz, a reflexionar antes de actuar, a autocontrolarse, etc.

Afectivo. Expresan sus necesidades y sentimientos, se afirma su personalidad, se consolida el autoconcepto, la autoconfianza en sí mismos/as y favorece la empatía en las representaciones de roles.

Psicológico. Favorece los procesos psicológicos básicos, la autorrealización, la capacidad de tomar decisiones y el crecimiento interior. Ayuda a preparar a los/as niños/as para adaptarse y afrontar los problemas y los cambios.

Social. El juego es esencial para integrar a los/as niños/as en la vida social, pudiendo interactuar con el resto de sus iguales, aprendiendo a comunicarse adecuadamente y potenciando el respeto y la cooperación.

Lingüístico. El juego favorece la adquisición del lenguaje, ya que continuamente expresa, de forma oral, imaginaciones o sentimientos mientras está jugando.

La importancia de jugar con tu hijo/a.

Jugar con los hijos/as, además de ser un placer, es una necesidad; La mejor forma de promover el desarrollo de un/a niño/a, es jugando.

Su tarea principal es la de crear un ambiente acogedor y seguro, para que puedan explorar, resolver problemas y tener todas las posibilidades de diversión sin asumir riesgos.

Durante el juego, los adultos pueden enseñar a los/as niños/as a adquirir determinados valores, mejorar su autoestima y creatividad, y con ello, conseguir que sean personas con gran potencial.

Por todo ello, es importante aprovechar la oportunidad de poder jugar y disfrutar con tus hijos/as dedicándoles tiempo, ya que mediante el juego se crea un gran vínculo familiar que perdurará en ellos/as de cara a su desarrollo personal en un futuro.

Por lo tanto, el mejor juego que un adulto puede realizar con su hijo/a, es aquel en el que no exista la competencia, sino en el que la participación sea lo esencial.
.

  • Vanesa Marín Bedoya

    Graduada en Psicología

    Colaboradora del Equipo de Ikasbila

Tweet about this on TwitterShare on Facebook